¿Qué es?

El sufrimiento emocional en sus distintas expresiones: enfado o ira, frustración, miedo, vergüenza, tristeza, forman parte de nuestras vidas de la misma forma que también están presentes otros estados emocionales que en principio interpretamos como positivos como la felicidad, alegría, la satisfacción o la calma.

Lo cierto es que, aunque así lo parezca, en realidad no hay emociones positivas o negativas, ya que cada una de ellas tiene una función natural para nuestro organismo; unas nos proporcionan placer, equilibrio y bienestar, mientras que otras tratan de protegernos de algo que nos puede estar causando malestar.

Todas ellas son útiles, pero se convierten en una dificultad cuando son excesivas o se mantienen demasiado en el tiempo. En estos casos, la tristeza puede dar paso a una depresión, la sobreactivación puede convertirse en ansiedad, y el miedo en principio adaptativo, pueden cronificarse produciendo fobias o miedos que impiden llevar una vida con normalidad.

Cuando esto ocurre, las emociones dejan de ser útiles y funcionales y se convierten en un problema desadaptativo que puede llegar a dañar nuestro organismo produciendo trastornos físicos y psicológicos.

Haz tu reserva online

Cargando ...

Tu psicólogo en Barcelona, Vilanova i la Geltrú, Castellón y de forma abierta ONLINE, estés donde estés

Contacta con nosotros