¿Qué son?

Los problemas familiares han formado, desde siempre, parte de las relaciones familiares, si bien cuando son resueltos adecuadamente no tienen porqué representar un inconveniente, sino al contrario. Cuando surge un problema en la familia, sus miembros movilizan todos sus recursos con objeto de apoyar a quien lo sufre. Es todo un sistema que pone en marcha sus mecanismos afectivos y de soporte, con objeto de restablecer el equilibrio del sistema reforzando con ello los  vínculos de apego entre sus miembros.

Sin embargo, no siempre tiene porqué ser así, y en ocasiones, sea por diferencias en la forma de ver una misma cosa o por situaciones en la que cualquiera de sus miembros pueda sentirse herido, maltratado o perjudicado con respecto a otro de sus miembros, el problema se enquista y acaba deteriorando las relaciones hasta llegar al extremo de convertirse en lo que pudieran parecer, posturas irreconciliables.

Llegados a este punto, los mecanismos de compensación del sistema familiar para resolver o solucionar los problemas que la ponen a prueba, dejan de ser funcionales y acaban abrumando a sus miembros hasta el extremo de perder estos la perspectiva y no se capaces de buscar soluciones que beneficien a su conjunto.

Cuando esto ocurre, la ayuda de un profesional especializado sirve de brújula y orientación en la búsqueda, de nuevo,  del equilibrio y bienestar del sistema familiar.

Haz tu reserva online

Cargando ...

Tu psicólogo en Barcelona, Vilanova i la Geltrú, Castellón y de forma abierta ONLINE, estés donde estés

Contacta con nosotros